Más jóvenes andan por las calles, al declinar los fondos para las entidades sin fines de lucro

El taller de medios comunitarios examina el potencial aumento en violencia juvenil al cortarse los fondos de programas sin fines de lucro en Chicago.

 

Escrito por: Andrea Hart y Nina Limbeck

 

“Cortamos 60 por ciento de nuestro presupuesto este año, eso significa que tuvimos que cancelar más del 50 por ciento de los programas” dijo Olivia-Godínez, directora ejecutiva de La Universidad Popular ubicada en la calle Pilsen (UP). “Estamos sirviendo a menos niños y viendo más de ellos en las calles o en sus casas mirando la televisión.

 

UP es una agencia sin fines de lucro que ofrece programas de enriquecimiento para la juventud latina, así como para adultos. El enriquecimiento personal se logra por tomar parte de las actividades de aprendizaje. “Esto es muy difícil porque no tenemos los recursos necesarios para traer el personal que necesitamos”, dijo Flores-Godinez,  “desde que empezó la recesión, hemos visto el sufrimiento de la comunidad de La Villita”.

 

UP es una de las 25 agencias sin fines de lucro dirigida a los jóvenes, Community Media Workshop (CMW en inglés) o Taller de medios comunitarios (TMC en español) recientemente realizó una encuesta sobre el declive de fondos. Aproximadamente, 52 por ciento de los grupos entrevistados dijeron que sus presupuestos habían sido cortados. En casos extremos, 75 por ciento de los presupuestos de estas agencias habían sido cortados y como consecuencia los programas habían sido reducidos drásticamente.

 

Life Directions (Dirección vida), una agencia sin fines de lucro que ofrece programas de mentoría para jóvenes en riesgo, ha perdido tres cuartos de su presupuesto, y como resultado, de trabajar en ocho escuelas ahora trabajan sólo en dos.

 

Between Friends (Entre amigos), un grupo con problemas financieros similares que se enfoca en prevención de violencia doméstica, ha visto como su presupuesto ha disminuido a dos tercios en los últimos cuatro años, y ha tenido que recurrir a estudiantes de mastria haciendo su internado como Trabajadores Sociales para cubrir las plazas vacantes debido a la pérdida de empleados.

 

“La recesión ha afectado a las agencias sin fines de lucro localmente y a través de la nación – tienes a más personas lanzándose al agua porque hay más personas en necesidad, entonces se convierte en un círculo vicioso” mencionó Grez Jackson, director ejecutivo de Illinois Center for Violence Prevention (Centro para la prevención de violencia doméstica de Illinois)

 

Y mientras Jackson dice que ningún estudio establece una correlación entre la disminución de fondos de las organizaciones sin fines de lucro y el aumento de la violencia, subsecuentemente el corte de programas deja a los jóvenes demasiado vulnerables.

 

“Si no estás trabajando para prevenir que algo suceda y no puedes contribuir con ese trabajo, entonces esos factores de riesgo no van a reducirse y lo inevitable va a suceder” comentó Jackson.

 

Mike Diamond, director ejecutivo de Chicago Student Health Force (Fuerza estudiantil saludable de Chicago) evocó los mismos sentimientos de Jackson.

 

“Los estudiantes de preparatoria con los que yo trabajo en Austin están viviendo una existencia muy frágil”.

 

Dijo Diamond: “En un programa organizado los estudiantes están fuera de la calle y son protegidos por otras personas. Son vulnerables a otras presiones con el mero hecho de ir y venir al trabajo”.

 

WBEZ reportó en mayo que aproximadamente 700 estudiantes fueron víctimas de violencia en el 2010, y de ésos unos 66 fueron heridos fatalmente. Según cifras presentadas el 31 de octubre en una vigilia en conmemoración de las víctimas, en un espacio de tres años, se han perdido 260 estudiantes del sistema de educación pública de Chicago a causa de violencia.

 

“Uno de los factores de protección es la creación de empleos, esto sacaría a los chicos de las calle y reduciría la violencia juvenil” señaló Jackson, añadiendo que el entrenamiento vocacional debe de estar basado en las habilidades que ellos deben de desarrollar.

 

El desempleo juvenil ha aumentado un 67 por ciento en los pasados cinco años. De acuerdo al Departamento de Estadísticas Laborales, aproximadamente 26 por ciento de los jóvenes latinos están empleados. El desempleo va a la par con los cortes de presupuesto y los retrasos nos dejan con un panorama sombrío ante una posible recuperación. La mayoría de las organizaciones que CMW entrevistó, incluyendo oficiales de la UP, han dicho que sus programas están o van a ser afectados por los cortes federales.

 

Según hojas de datos provistas por el Hearthland Alliance’s Social Impact Reasearch Center (Centro de investigación social Hearthland Alliance) en octubre, el departamento de servicios humanos, el cual provee programas de prevención de violencia y abuso, tiene $254.6 millones en recibos pendientes a vendedores del estado.

 

En un momento dado, UP descubrió que sus fondos federales habían sido cortados después de cinco meses de empezar los programas. Para lidiar con el problema, Flores-Godinez dijo que UP ha tratado de pedir ayuda a grupos similares que puedan compartir sus recursos.

 

“Cuando las organizaciones pierden sus fondos o cortan servicios, los estudiantes se ven en una situación difícil, especialmente los que trabajan”, dijo Diamond resaltando cortes recientes en After School Matters, “¿Cómo los estudiantes pueden llegar a estos programas si ni siquiera tienen una tarjeta de autobús (CTA) para llegar allí?

 

“Creo que se va a poner mucho peor”.

 

 

Este artículo fue escrito para el proyecto NO Estamos Solos del Taller de medios comunitarios.

http://www.impre.com/laraza/noticias/nacionales/2012/1/3/recorte-de-fondos-afecta-progr-289902-1.html


Share